Rut Malras

RUT MALRÀS

Delegada en Gavà
“En África he visto las mujeres más fuertes del mundo que me
enseñaron a recibir lo que nos llega y a agradecerlo.”

¿Mar o montaña?
Mitad, mitad. Me siento cómoda en la montaña, me gusta esquiar hacer excursiones, los trekings, escalar, las ferratas… Y el mar, todo
lo que sean deportes acuáticos. Así que vivo feliz donde vivimos porque tenemos mar y montaña.

Hoy estamos en Gavà y estás a punto de entrar a surfear. ¿Qué es lo que más te gusta de este deporte?
El contacto con la naturaleza y que es un reto personal, se avanza muy poco a poco.

Hace 17 años abriste las puertas de la guardería Els Menuts de la Pineda en Gavà. ¿Qué retos te ha planteado este proyecto?
Como autónoma emprendedora nunca eres muy consciente del reto que supone tener tu propio negocio. Creo que tenemos una parte de
locos porque si midiéramos todas las variables que realmente existen quizás ni empezaríamos. Aunque hay una base de conocimientos
previos es muy importante este punto de locura para lanzarte a la piscina por lo que crees.

¿Cuáles crees que son ahora tus fortalezas?
Haber mantenido esa esencia de emprendedora loca y seguir avanzando tal y como está la situación, como va el mundo y pensar
que estoy poniendo mi granito de arena para que estos niños y niñas en el futuro sean mejores personas y hayan tenido una infancia feliz
en mi centro.

En Els Menuts has unido un proyecto empresarial con un proyecto solidario. ¿Cómo ha sido este camino?
En el equipo estamos Bela Cullell y yo desde el principio. Empezamos colaborando porque son parte de la familia. Rafa Jariod, presidente de
CCONG era un buen amigo de mi padre que falta desde mis 6 años. Desde el primer año quise vincular la guardería con proyectos solidarios.
Empezamos así y poco a poco fuimos creciendo, creamos el proyecto EOS para dar apoyo al cuarto mundo en Catalunya y finalmente acabamos financiando proyectos de CCONG.

¿Cuál crees que ha sido el impacto?
De la mano de CCONG hemos podido llegar a muchas personas, especialmente niños, niñas y mujeres. Por otro lado gracias a las charlas
de sensibilización se ha podido llegar a la gente de aquí creando un vínculo de confianza que hace que los proyectos crezcan. Saber que cada
euro invertido llega a su fin ha sido la clave.

Hace poco has estado en Burkina Faso como voluntaria, ¿qué te llevas de allí?
Primero fue un choque de realidad. Te imaginas cómo será África y cuando llegas allí, es todo mucho peor. Piensas lo afortunado que eres y
lo cruel que es vivir allí. Después tratas de adaptarte y vas entendiendo cómo funciona el sistema social y ves las cosas de otra manera. Ir hasta
allí me ayudó a entender mejor el valor del trabajo que está haciendo CCONG y porqué lo hace de la manera que lo hace. Que no se hace
caridad si no trabajar con objetivos para conseguir después del financiamiento la autosuficiencia de las personas a las que hacemos
llegar esta ayuda. En África he visto las mujeres más fuertes del mundo que me enseñaron a recibir lo que nos llega y a agradecerlo. Así que igual que los primeros días son muy duros, luego te vas contenta por el agradecimiento de toda la gente que conoces. Al final te vas muy feliz y
con muchas ganas de volver. Barka (gracias).

Proyectos y colaboraciones de la Delegación de Gavà
– Proyecto EOS en Catalunya
– Colaboración con el proyecto «Reveillez-vous bons citoyens» en Burkina Faso
– Colaboración con el Orfanato Home Kisito en Burkina Faso
– Colaboración con el Proyecto CARMEN en Burkina Faso
– Colaboración con el Hospital materno infantil en Senegal
– Colaboración con la Escuela de Boumbanki en Mali

Leave a reply


Translate »