Campamento de refugiados

Los trágicos sucesos en Malí, el golpe de estado y la llegada de mercenarios y combatientes desplazados de la guerra de Libia, ha empeorado la situación de pobreza del país. Los rebeldes se han establecido en Hombori, saqueando las instalaciones del Estado. Por ello, autoridades y comerciantes han huido de la zona, en especial muchas familias Touareg, hacia otros territorios de menos riesgo como es el caso de del campamento de Djibo. En el emplazamiento, situado en la frontera que une Malí y Burkina Faso, se ha instalado un campamento de refugiados.

CC ONG ha ayudado a estas familias enviando material de primera necesidad como ropa, comida y medicamentos (7.000€). Además, se han desplazado varios voluntarios para comprobar el estado de la zona y se ha llevado una ambulancia que hará de vehículo sanitario ante emergencias. Por otro lado, a través de Cruz Roja Burkinabé hemos repartido 2.500€ en comida.